finca la coruja

Estevia

Ka’a he’ẽ
El nombre en idioma guaraní se transcribe al castellano como “ca-á je-é o caá jeé”, mientras que en el idioma guaraní se escribe ka’a he’ẽ, palabra compuesta por las palabras ka’a (hierba) y he’ẽ (dulce).
Durante siglos, los nativos guaraníes de Paraguay usaron el ka’a he’ẽ como edulcorante natural. La stevia debe su nombre al botánico y médico español Pedro Jaime Esteve (1500–1556) que la encontró en el nordeste del territorio que hoy es Paraguay. El naturalista suizo Moisés Santiago Bertoni fue el primero en describir la especie científicamente en el Alto Paraná. Posteriormente, el químico paraguayo Ovidio Rebaudi publicó en 1900 el primer análisis químico que se había hecho de ella. En ese análisis, Rebaudi descubrió un glucósido edulcorante capaz de endulzar 200 veces más que el azúcar refinado, pero sin los efectos tan contraproducentes que éste produce en el organismo humano. La especie fue bautizada oficialmente por Bertoni en su honor como Eupatorium rebaudiana, o Stevia rebaudiana.

La estevia es un endulzante natural que sustituye a los productos altamente perjudiciales para la salud como el azúcar blanco refinado o la sacarina. Su propiedad más revolucionaria es que ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre pero muchos estudios han comprobado que la estevia puede ser beneficiosa en muchas más dolencias.

DSC00418

Propiedades:
Depresión
Diabetes
Aumenta la resistencia ante refriados y gripe
Hipertensión
Enfermedades de encías, previene caries
Estreñimiento
Favorece la digestión
Fatiga
Insomnio
Nervios
Obesidad (porque es acalórica y provoca saciedad a diferencia del azúcar que es adictiva)
Reumatismo

Cómo tomarla

Podemos tomarla tanto seca como fresca siendo ambas la forma más saludable de tomar la planta.
Hoja fresca sirve para endulzar infusiones y otras bebidas. Se pueden añadir troceadas a las ensaladas y otros platos para darles un toque dulce.
Hoja seca. Sus propiedades son muy similares a las de las hojas fresca con la ventaja de que seca puede conservarse durante largo tiempo. Son adecuadas para preparar infusiones, endulzar bebidas o elaborar extractos o edulcorantes líquidos. +RECETAS

Dosificación.
Consumir la planta directamente: Cuando está disponible la planta viva, la mejor forma de aprovechar las propiedades medicinales de la estevia consiste en comer cada día de 2 a 4 hojas tiernas directamente antes o durante el desayuno, y otras 2 o 4 hojas antes o durante la cena.
Cataplasmas: son beneficiosas para las enfermedades de la piel como ezcemas, acné, seborrea, quemaduras solares. También ayudan en la desinfección y cicatrización de heridas, cortes y arañazos.
Infusiones: La dosis recomendada para cada infusión es de 6 hojas y se sugiere tomarla entre comidas. Para los problemas digestivos se recomienda tomar la infusión después de la comida.
También se puede realizar una cocción de 20 gr por litro de agua y tomar entre comidas, excepto para la diabetes que infusionaremos 40gr de hojas de estevia y tomar de 3 a 4 tazas al día. La infusión se puede guardar durante un par de días en la nevera sin que pierda propiedades.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.