finca la coruja

Firma la petición : Basta de GLIFOSATO en parques y jardines

El glifosato ha sido promovido como “seguro”. Sin embargo, una creciente evidencia científica cuestiona su seguridad. La exposición de los seres humanos al glifosato ha sido vinculada a varios efectos sanitarios incluyendo efectos reproductivos, cáncer y efectos neurológicos. El glifosato interactúa con la química y la biología del suelo, provocando una serie de impactos que incluyen la reducción de la nutrición de las plantas y el incremento de su vulnerabilidad a las enfermedades. El glifosato también puede lixiviarse hacia aguas superficiales y subterráneas, donde puede dañar la vida silvestre y, posiblemente, terminar en el agua potable. El glifosato está lejos de ser un herbicida benigno para la salud humana y animal, y para el medio ambiente.

AYUNTAMIENTOS QUE APOYAN LA CAMPAÑA Y/O QUE NO USAN GLIFOSATO

Isla de Tenerife: Ayuntamiento de El Tanque; Ayuntamiento de Santiago del Teide; Ayuntamiento de Los Silos; Ayuntamiento del Puerto de la Cruz; Ayuntamiento de S/J de la Rambla

Isla de La Gomera: Cabildo de la Gomera

Isla de Gran Canaria: Ayuntamiento de Arucas; Ayuntamiento de Agaete; Ayuntamiento de Gáldar; Ayuntamiento de la Vega de San Mateo; Ayuntamiento de Mogán; Ayuntamiento de Tejeda; Ayuntamiento de Valsequillo

Isla de La Palma: Ayuntamiento de El Paso; Ayuntamiento de Breña Baja

¿Qué es el glifosato?

El glifosato es un herbicida no selectivo de amplio espectro, desarrollado para eliminación de hierbas y de arbustos, en especial los perennes. Es un herbicida total. Se puede aplicar a las hojas, inyectarse a troncos y tallos, o asperjarse a tocones como herbicida forestal. Es creación de Monsanto (quien tiene la patente).

Numerosos estudios han demostrado que el glifosato es nocivo para la salud de las personas, los animales y el medio ambiente, como por ejemplo, los estudios realizados por Gilles-Eric Seralini, especialista en biología molecular, docente de la Universidad de Caen (Francia) y director del Comité de Investigación e Información sobre Ingeniería Genética (Criigen). Según Seralini, el glifosato estimula la muerte de las células de embriones humanos. En 2005 descubrió que algunas células de la placenta humana son muy sensibles a estos herbicidas, incluso en dosis muy inferiores a las utilizadas en agricultura. En diciembre de 2008, la revista científica Investigación Química en Toxicología (Chemical Research in Toxicology) publicó su nuevo estudio, en el que constató que es letal para las células humanas. Según el trabajo, dosis muy por debajo de las recomendadas para su utilización provocan la muerte celular en pocas horas. “Aún en dosis diluidas mil veces, los herbicidas cuyo principio activo es el glifosato, estimulan la muerte de las células de embriones humanos, lo que podría provocar malformaciones, abortos, problemas hormonales, genitales o de reproducción, además de distintos tipos de cánceres”. Sus investigaciones forman parte de la bibliografía a la que hace referencia el Comité Nacional de Ética en la Ciencia en su recomendación para crear una comisión de expertos que analice los riesgos del uso del glifosato. En 2007 difundió nuevos avances. “Hemos trabajado en células de recién nacidos con dosis del producto cien mil veces inferiores a las que cualquier jardinero común está en contacto. El herbicida programa la muerte de las células en pocas horas”, había declarado Seralini a la agencia de noticias AFP. Resaltaba que “los riesgos son sobre todo para las mujeres embarazadas, pero no sólo para ellas”. En diciembre 2008, la revista norteamericana de Investigación Química en Toxicología (de la American Chemical Society –Sociedad Química Americana–) le otorgó a Seralini once páginas para difundir su trabajo, ya finalizado. Lo focalizó en las células humanas del cordón umbilical, embrionarias y de la placenta. La totalidad de las células murieron dentro de las 24 horas de exposición. “Se estudió el mecanismo de acción celular frente a cuatro formulaciones diferentes.

Los resultados muestran que las cuatro formulaciones del herbicida y el glifosato puro, causan muerte celular. Confirmado por la morfología de las células después del tratamiento se determina que, incluso a las más bajas concentraciones, causa una importante muerte celular”, denuncia en la publicación, que precisa que, aún con dosis hasta diez mil veces inferiores a las usadas en agricultura, provoca daño en membranas celulares y muerte celular. También confirmó el efecto destructivo del glifosato puro, que en dosis 500 veces menores a las usadas en los campos, induce a la muerte celular.

 

cropped-nomas-venenos-en-canarias-cabecera21

Anuncios

Los comentarios están cerrados.