finca la coruja


Aloe Vera

Propiedades: laxante, purgante, dermática, contra empeines y eccemas, oxitócica, tóxica

Modo de empleo: zumo fresco o seco, tintura, ungüento, extracto acuoso +RECETAS

Fitoquímica: derivados antracénicos, aloína, aloemodina, emodina, aloinósidos

Botánica oculta: El Aloe en polvo mezclado con incienso se emplea como perfume para atraer las influencias de Júpiter


Mascarilla de Aloe Vera

El aloe vera tiene una gran capacidad regeneradora sobre la piel, basada fundamentalmente en las vitaminas A, B1 ,B2, B6 ,y B12 y los polisacáridos glucomano, pentoxa, hexosa, galactosa, etc., lo cual la convierten en un activo estimulante de la regeneración de la piel. Su función consiste en flexibilizar las fibras elásticas de la dermis.
Contrariamente a lo que algunas personas creen, el aloe vera no es un hidratante natural sino por el contrario, es un poderoso astringente con la propiedad de limpiar en profundidad las tres capas de la piel desobstruyendo los poros y los conductos glandulares, penetrando su sustancia nutritiva con facilidad hasta la capa hipodérmica.

Si quieres hidratar, refrescar y regenerar la piel de tu rostro te recomendamos una mascarilla de aloe vera y limón muy sencilla de elaborar. Toma una hoja de aloe vera, ábrela por el medio y retira todo su contenido, la pulpa completa.
Coloca la pulpa del aloe en un recipiente de madera o plástico y agrega el zumo de un limón. Mezcla muy bien y aplica en tu rostro siempre hacia arriba y con suaves movimientos circulares, también puedes aplicar en el cuello y la zona del escote. Deja actuar por 20 minutos y retira con agua tibia.

Si tu meta es exfoliar tu piel, revitalizarla y nutrirla para prevenir el envejecimiento prematuro, entonces una gran alternativa es la mascarilla de aloe vera, pepino, leche y miel.
Retira la pulpa de una hoja de aloe vera, añade medio pepino pasado previamente por la licuadora, dos cucharadas de miel y un poco de leche para darle una consistencia más líquida. Aplica en tu rostro por media hora y al retirar notarás como tu piel luce renovada y fantástica.

Y si quieres hacer una mascarilla de aloe vera rápida y simple solo deberás mezclar una cucharada de azúcar, una cucharada de leche y el contenido de una hoja de sábila. Aplica en tu rostro y deja actuar por 10 minutos, retira cuidadosamente para que el azúcar exfolie tu rostro y te ayude a lucir genial.


Zumo de Aloe Vera

El zumo del aloe vera tiene propiedades laxantes y se extrae de la pulpa, debiendo quitarse la piel que resulta muy irritante.
Es una bebida refrescante 100% aloe vera y se obtiene machacando y rallando las hojas de la planta hasta que se consigue una pasta uniforme. Una de las maneras mas populares de tomarlo es diluyendo una cucharada sopera en medio vaso de agua.