finca la coruja


Capuchina

Tropaeolum Majus L.

Originaria de México, su sabor es picante parecido al berro y el mastuerzo, se ha utilizado desde hace siglos cómo tónico y aperitivo para curar la falta de vitaminas y fortalecer la sangre, en caso de anemia ayuda a una recuperación de glóbulos rojos rápida y sorprendente.

Propiedades: antiescorbútica, expectorante, aperitiva, antiséptica, emenagoga, venotónica, fototóxica

Fitoquímica: glucósidos, glucotropeolina, aceite graso, trierucina, ácido oxálico, vitamina C


Tisana expectorante

Capuchina, hinojo
La infusión se aplica a las partes tiernas de las pantas, es decir, hojas y flores.
Una dosificación media que resulta muy práctica en casa, es usar de 8-10 gr/l que equivale a un puñado/l más o menos.
Procurad que las mezclas tengan un sabor equilibrado y agradable. Para ello puedes endulzarla con unas hojas de estevia


Tónico capilar

Gracias al azufre que contiene (0,17 gr cada 100 gr de hoja), la capuchina detiene la caida del cabello y favorece su crecimiento tonificando el cuero cabelludo. Detiene la formación de caspa.

Cubrid unas plantas de capuchinas de alcohol de 70º y maceradlas durante 3 semanas. Filtrad. Reutilizad las plantas recubriéndolas de agua para hacer una decocción durante 10 minutos. Dejad enfriad y filtrad. Mezclad los dos líquidos, lo que rebajará el contenido en alcohol sin disminuir la concentración de la loción.

Nebulizad sobre el cuero cabellludo y masajead.