finca la coruja


Salvia

Salvia officinalis

Propiedades: tonificante, hipoglucemiante, emenagoga, espasmolítica, antisudoral, eupéptica, antiséptica, vulneraria

Modo de empleo: infusión, cocimiento, inhalaciones, enolito

Fitoquímica: tuyona, alcanfor, flavonoides, glucósidos, ácidos fenólicos, caféico, rosmarínico, taninos

Anuncios


Tisana pectoral

Malva, romero, salvia
La infusión se aplica a las partes tiernas de las pantas, es decir, hojas y flores.
Una dosificación media que resulta muy práctica en casa, es usar de 8-10 gr/l que equivale a un puñado/l más o menos.
Procurad que las mezclas tengan un sabor equilibrado y agradable.


Cataplasma de salvia

Para esguinces o contusiones o crisis de artritis.

Para un bote de 3/4 de litro:

Suficientes hojas de salvia para llenar el tarro.

Un buen vinagre de sidra que cubra las hojas.

3 cucharadas sopera de alcohol.

Dejad que hiervan las hojas durante 5 minutos. Esperad que se temple y envasadlo todo sin flitrar añadiendo el alcohol. Ya está listo.

En caso de esguince o contusión: tomad la cantidad de hojas necesarias para la zona tumefacta, calentadlas con un poco de vinagre hasta una temperatura soportable. Poned las hojas en medio de una compresa. Sujetadla con una venda y mantenedla al menos una hora.

Para las crisis de artritis se deba aplicar la misma cataplasma pero lo más fría posible, casi helada.